lunes, 1 de junio de 2009

Una obra para una Reina



La obra que 8 manos, bajo la dirección de Cayetano González, labraron en la casa de hermandad; abonándose a la conclusión de cada día de trabajo, según el peso labrado en el día. 6 kilos y medio en total en oro. La obra que admiraron las Hermanas de la Cruz en primicia de creación. La que supuso las lágrimas de todo un Cardenal. La obra que supuso, asímismo, el sudor y esfuerzo de tantos hermanos y devotos que donaron parte de recuerdos y sentimientos.
Una obra que representa un hito en las hermandades de Sevilla: una coronación. Coronada como "Reina del Dolor".

Fotografía: La gubia y el tas.

1 comentario:

Humilladero dijo...

Mira que hay buenas preseas en la Semana santa, pero ésta es única e inconfundible.
Saludos