martes, 6 de abril de 2010

Pasó la Semana Santa


Se acabó la Semana Santa. Una gran Semana Santa, con el lunar del Lunes Santo.
Muchos grandes momentos vividos, muchas luces y pocas sombras. Obviemos las decisiones que se tomaron en el Lunes Santo porque cada Hermandad tiene su razón para actuar de la mejor manera posible, y en esto puede entrar que algunos piensen que compensa un rato de lluvia intensa sin importar imágenes, bordados, nazarenos, acólitos, etc; con el tener una vuelta el Domingo de Resurrección en multitud. Lástima de San Gonzalo y Santa Marta. ¿En qué variaban los partes meteorológicos de San Gonzalo y Santa Marta con los del resto de Hermandades?.
Los demás días de la Semana Santa fueron grandiosos.

Me encantó San Bernardo en la Plaza de la Alianza, una estampa que jamás había vivido. Muy buen discurrir de los dos pasos.
Me gustó mucho ver mi cofradía del Calvario en la calle, en una Madrugá excelente. Grandiosa la Macarena, como siempre.
He visto a las cofradías, en general, más compactas; con un mayor sentido de cortejo unido de principio a fin.
Siguen las tediosas y cansadas chicotás de algunas cofradías cuando pasan por las sedes de otras. Revirá eterna de llegada para luego, cuando está frente a la representación de la otra cofradía, "pa'lante y pa'trás, pa'lante y pa'trás", con innumerables marchas a cada cual más insoportable, que hacen las delicias del cani.
Seguimos echando de menos las marchas clásicas de palio: Esperanza Macarena, Estrella Sublime, Soleá dame la mano, Ione, Coronación de la Macarena, Virgen de las Aguas...
Ni que decir tiene que, pese a algunas hermandades que saben valorar los tesoros, han muerto las marchas clásicas de cornetas: Virgen de la Paloma, Evocación, Cristo de la Sangre, Jesús del Rico, Consolación y Lágrimas... quizás sea porque también (salvo la Centuria) casi han muerto las bandas PURAS de cornetas y tambores, pasando a un pastiche de instrumentos tocando mamarrachadas.
El Sábado Santo tuvimos la novedad de la Hermandad del Sol, en general me gustó; pero quitando todas las cosas que exponen, que son muchas y variadas, no le encontré el alma que cada una tiene; no sabía qué tipo de Cofradía veía, si austera o más "popular", veía altos capirotes de ruán pero con cierta relajación en el porte, escuchaba un cuidadísimo repertorio en la Virgen, pero también "vía libre" en el Cristo para las cornetas... No quiero decir que no me gustara en general, pero quizás con los años vayan adquiriendo un sello característico y original.
En lo que respecta al Domingo de Ramos, poco puedo decir. Disfruté de mi cofradía de San Juan de la Palma.

Podríamos estar mucho, muchísimo tiempo escribiendo y hablando de la pasada Semana Santa. Hablad ustedes, yo no soy una voz a tener en cuenta más que otras.


4 comentarios:

CUM ALMA NOSTRA VITEM dijo...

Querido Antonio, la verdad es que disfrutamos de nuestra hermandad de la Amargura. Para mi hay un par de momentos que han quedado en la memoria, por un lado el discurrir de la Esperanza de Triana por la calle Pastor y Landero (público selecto), y por otro, mi tradicional visita a la hermandad de San Bernardo en su discurrir por la Alfalfa o por el entorno de Santa Cruz. Aunque sin duda, lo mejor de mi Semana Santa, aparte de los previos, los buenos ratos compartidos con hermanos y amigos durante toda la semana y sus previos

Marulino de Italica dijo...

Pues al ver tu resumen no me resisto a enviarte el mío.
En general pienso que la batalla público-cofradía la tiene totalmente perdida esta última. El público no respeta a la Cofradía, el espacio que debe atravesar se va estrechando y estrechando y al final los nazarenos se meten los cirios unos a otros en los ojos y se queman los capirotes. La gente, la masa, se pone donde quiere y como quiere, se tira al suelo, se arrastra y retoza frente a cofradías de capa o de cola ¿qué mas da? Pánico daba ver la calle Gravina al paso del Gran Poder llena de adolescentes despatarrados tirados como ganado. La gente se pone delante de los pasos con vasos de cerveza y copa larga. Respeto a la Cofradía en su transitar ninguno. Parece que aquello no va con ellos.
El capítulo Costaleros tremendo: está por ver el daño que Antoñito Sietepalos está haciendo al mundo del costal. Sus pasos no son pasos son la cómoda de mi agüela. No es que no se mueva el varal... es que no escupe ni la bambalina. El palio de los Estudiantes parecía hecho en astilleros (por la soldadura estática de sus varales), la Macarena es lo más soso que he visto en mucho tiempo (otra cosa es que Ella, también, puede con tó). Sus pasos aburren a las ovejas. Las revirás de los pasos son infinitas... su transcurrir lentísimo, desesperante. Ya nadie sabe que es una revirá de cañón... con lo bonito que se ven los palios así. Relevos cada veinte o treinta minutos... no he visto salir de debajo de un paso a nadie sudando; claro, no les da tiempo. Mucha fuerza pero no nos sirve para nada. La improvisación en el andar de un paso se ha perdido: todo responde a una coreografía lenta y pesada y harto estudiada. Determinación en las llamadas y decisión a la hora de andar o parar poco por no decir nada.
Las bandas de Cristo ya es que han perdido el norte. Las marchas tipo "atasco en torneo" han evolucionado a tipo "pelea de gato" y de aquí a la actual "mazinger Z". No se si las han compuesto gente de aquí o son de Hans Zimmer. Salvo la Centuria (muy bien lo que vi... peor con el Sentencia paradógicamente) que continúa en solitario su cruzada, el resto son agrupaciones musicales que tocan por Policía Armada. El Sol llegó a tocar una conga o algo parecido. Si las Juntas no frenan esto el final puede ser alucinante. Pienso que mejor es no tocar las palmas pero es que ya se busca el aplauso a la banda y al costalero. La gente aplaude cuando el paso está arriado (?).
Lo del Lunes de mitin gordo. Lo siento Antonio salir sabiendo que va a llover está SIEMPRE injustificado. Ni vuelta en olor de multitud ni nada. Esto es jugar a los pasitos... Mucho cherotachero o también llamado chundachunda. ¿Para esto querían venir al Centro?
La nueva Hdad. del Sol la pongo en cuarentena durante un año. La idea o imagen que han pretendido presentar al menos es original. Pienso que están en el filo de una navaja. O se convierten en un pedazo de Hdad. como hizo los Servitas en los años 70 o caerán en el más absoluto de los ridículos. De ellos depende. Lo primero ser consecuentes: ese capirote y esa túnica imponen tremenda seriedad. No se puede entonces ni acompañar al nazareno ni darle bocata y lata de refresco. O una cosa u otra. La estética general pienso que -si se sabe hacer- puede ser genial. Repito: de ellos depende; pueden optar por ser una más o por convertirse en algo puntero.
En fin asi lo vi y así lo cuento.

Humilladero y El Mirador dijo...

Interesante balance. La variedad de opiniones que oferta la blogosfera cofrade nos puede permitir abarcar aspecto que se nos escapan.
Lo de mi Hdad. ni el Lunes, ni el Domingo por la tarde, tiene nombre...
Os invito conocer mis valoraciones en forma de huellas que estoy colgando en El Humilladero.

http://spqhis-elhumilladero.blogspot.com/

Saludos.
Manolo.

La verdad esta ahi fuera dijo...

Coincido con Marulino de Italica en lo del publico, cada vez menos respeto y educacion (lo que se ve todos los dias).

La musica tiene responsables por un lado quienes inventan y por otro quienes permiten que se consuman los experimentos.

Que raro que nadie haya comentado nada aqui (Manolo en su blog si hace mencion de ello) a los juegos florales que hemos visto, a la resurreccion por un dia de los sonidos de las agrupaciones en los 70 y 80, ni al pleno fotografico al que se pudo asistir el pasado Miercoles Santo, seguiermos comentando.....