miércoles, 26 de mayo de 2010

Bajo el manto de la Santísima Virgen


Aún seguía la Virgen del Rocío recorriendo las calles de la Aldea; mientras, en los Salesianos de Triana, se ultimaban los preparativos de la procesión que por la tarde tendría lugar con María Auxiliadora.
A las 12 del mediodía, del Lunes 24 de Mayo, nació un nuevo hermano de San Juan de la Palma. Es por ello, por haber sido el día que fue, que mi amigo Victor me felicitase incluyendo la frase que da título a esta entrada.
Que ame más o menos a su Hermandad y sus Titulares será decisión de él. Lo que sí intentaremos es que, en su crecimiento, sepa valorar lo que para su familia significa el culmen de devoción que encierran las palabras Silencio y Amargura.
Quien esto escribe trabajará, entre otras cosas, en fomentar ese amor y esa devoción; que se acune con "nanas" de Font de Anta, que "arrugue" en sus juegos estampas del Señor y de la Virgen, que no le asuste el sonido de un tambor y que se le haga eterno el llegar a los doce años; intentará que viva en su casa de San Juan de la Palma sólo alegrías y vivencias puras cofrades, que lo vean a él en su independencia sin ser hijo de o nieto de; y que si alguna vez derramara alguna lágrima allí, fuese por no ver abrirse algún Domingo de Ramos (por circunstancias meteorológicas) las puertas del templo.
Que digan de él que es un buen Católico y un gran amargurista. Pero, sobre todas las cosas, que digan que es una gran persona.
Ah, y que el rojo y el blanco sean sus "colores corporativos", (eso creo que será más fácil de conseguir, y casi sin ayuda -permitidme la licencia-).
Espero que, siendo el lunes el día que fue, la Santísima Virgen acoja a Manuel como el más humilde y a la vez más grande regalo que sus padres le podemos encomendar.


4 comentarios:

Humilladero dijo...

Felicidades...
Poco más y tan bellos se puede hacer por los hijos.
Saludos

Javier Macías dijo...

Antonio muchas felicidades!! seguro que el rojo y el blanco serán sus colores corporativos en Cristo, pero en el fútbol, de aquí a que tenga uso de razón, pueden cambiar mucho las cosas... jejeej Aún así, y con un padre artista como tiene, seguro que será una gran persona.

Un abrazo muy fuerte

miskina77 dijo...

EL amor que se siente y que te llena el corazón la primera vez que ves a tu hijo, es lo más hermoso que he sentido en mi vida, más grande si acaso, que estar vestida de blanco delante del altar de nuestra señora... Comienza un camino duro, pero que se hará gozoso con cada sonrisa y cada cosa nueva que Manuel aprenda de vosotros, sus padres, sus creadores y su apoyo de ahora en adelante. que los padres sean fuente incansable que deje sin sed a nuestros hijos, que acudan siempre que tengan una duda sin temor y con esperanza de consuelo, que somos Cristo en la tierra y en nuestro corazón reside el amor que nuestro Padre nos trajo un día para q fueramos como ÉL.

FELICIDADES, primo

CUM ALMA NOSTRA VITEM dijo...

ENHORABUENA D. ANTONIO, LO QUE SÍ ESTÁ GARANTIZADO ES QUE SERÁ UNA GRAN PERSONA, LO LLEVA EN LOS GENES DE SU MADRE Y DE SU PADRE, EJEMPLOS PARA MUCHOS.