viernes, 26 de febrero de 2010

La marcha "Oremos" se oirá también el Domingo de Ramos


El próximo Domingo de Ramos se oirá, tras un paso de palio, la marcha "Oremos", compuesta por Ricardo Dorado -autor también de Mater Mea- en 1969 (la podéis escuchar pinchando aquí).
Una magnífica marcha que ya hemos podido oir tras los pasos de hermandades como La Carretería o Los Servitas.
Es bueno que, de un tiempo a esta parte, se estén "desempolvando" partituras excelentes que apenas se interpretaban o se desconocían. Tales como -entre otras- "Aquella Virgen", "Mater Mea", "Cordero de Dios", "Jesús Preso", o la propia "Oremos". Todo esto no hace más que enriquecer nuestra Semana Santa.

(Enlaces obtenidos de la página www.patrimoniomusical.com).

7 comentarios:

Edward dijo...

Efectivamente una gran noticia que se recuperen estas marchas. El repertorio musical del palio es ya de lo mas selecto. Recuerdo que hace unos años publicaron cual era el repertorio -tanto de Cristo como de Palio-, y era un regalo.

¿Incorporarias alguna otra marcha?

No recuerdo bien si tocaban "A la Memoria de mi Padre", es una autentica maravilla.

Un abrazo...¡que ya queda menos!

Antonio Borrego dijo...

"A la memoria de mi padre" no se toca. Excelente también. De todas formas, si hablamos de la Amargura, yo no incorporaría más; al contrario, quitaría; debido al estilo inconfundible de la cofradía y al peso tan enorme que la marcha de la Virgen tiene.

Marulino de Italica dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Antonio.
Al repertorio le sobran -a mi entender- tres marchas: la zarzuela "Margot", la ópera "L'mort D'Ase" y la fúnebre de Chopin.
Y doy mis razones aunque creo recordar que en algún blog ya han sido expuestas.
La primera porque -sea o no de Turina- es una zarzuela y no una marcha, su "puesta de moda" viene de la mano de ese líder de la prensa morada (creador de opinión) cuyos gustos musicales hablan por sí mismos (también promocionó Caridad del Guadalquivir, A tí Manué, y otras de similar espíritu). No me gusta ser oveja.
La segunda porque además de ser cansina, repetitiva y jartible en su escuchar, creo que tocar tras un palio una ópera compuesta por un noruego cuya obra tiene en común beber del floklore noruego se aleja un tanto de la Semana Santa.
La tercera porque es una sonata para piano que "reinventada" para banda es infumable, y entiendo que alguna marcha habrá más adecuada a nuestra idiosincrasia que la cuestionada.
Si lo que se pretende es "hilar fino" basándonos es un gusto lo más objetivo posible, entonces no tendremos más remedio que sustituir también -coincidiendo con Edward- La Sagrada Lanzada (tela de pesaita por muy buena que sea) por la inmensa y cuasi perfecta (al decir de los entendidos) "A la memoria de mi padre" de Font Fdez. de la Herranz.

Marulino de Italica dijo...

Por cierto... "Jesús Preso" que pedasssso de composición.
Como todas las de Cebrián, genial compositor procedente de la Academia de Infantería de Toledo; las escasas marchas que nos dejó antes de desaparecer -trágicamente- con tan solo 43 años son todas soberbias.
Personalmente destaco Macarena, Cristo de la Sangre y la que citas de Jesús Preso... ¡¡Qué bien se vería nuestro palio con esta última marcha!!
¡Y que prefiramos al noruego antes que a Cebrián...! ¡O tempora o mores!

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con Marulino en lo que se refiere a las adaptaciones a marcha procesional de La muerte de Ase y la marcha fúnebre de Chopin, aunque con matices. En el caso del segundo movimiento de la Suite nº1 de Peer Gynt creo que el problema no es que sea noruego el autor, ni siquiera la temática, basada en un drama del folklore de ese país, sencillamente es que la adpatación a marcha no es muy buena. Algo parecido pasa con la marcha fúnebre de Chopin, siendo ésta una marcha, porque aunque forme parte de una sonata, concretamente el 3er movimiento de la Op. 35, fue concebida como una marcha independiente, de hecho se compuso 3 años antes que el resto de movimientos de la sonata. Pero la verdad es que orquestada para banda pierde mucho respecto a su versión original para piano. Como dato curioso en el entierro de Edvard Greig, el compositor de la Muerte de Ase se interpretó la Marcha Fúnebre de Chopin, no en vano al noruego lo llamaban el Chopin del norte.
Con lo que no estoy de acuerdo es con la mal llamada Margot. A mi personalmente me parece maravillosa e invito a Marulino a que en la noche del Viernes Santo disfrute de la vuelta de Montserrat de Castelar a Doña Guiomar. Pero si te gusta no se lo digas a mucha gente.
Y para Zarzuelas o en este caso Ópera, Ione. Una de nuestras marchas clásicas. Y absolutamente insoportable, es como el bolero de Ravel pero en triste.

Enrique Candelera

Anónimo dijo...

Por cierto, se me olvidó comentar que personalmente pienso que la marcha "Oremos" es de regular para atrás.

Enrique Candelera

Humilladero y El Mirador dijo...

Un acierto incluir ésta de Dorado, pero puestos a quitar alguna, en vez de Mater Mea, hubiese prescindido de L'mort D'Ase".